Poliamor o Eros desatado

Por sergio Montoya

Aprovechando que pasamos hace unas semanas el mes de San Valentín, o también llamado “del amor” y que son días de parejas y en que es muy diferente el amor a la amistad, y que tradicionalmente asociamos el amor = 2. Incluso el Estado protege la figura de la pareja sentimental, obviamente entre dos personas (pareja, pues), la infidelidad se sanciona con divorcio y en algunas partes todavía es un delito. ¿Qué significa la monogamia en nuestra sociedad occidental actual? El amor, la fidelidad, el matrimonio ¿qué es lo que deben procurar proteger?

A partir de la nueva concepción del derecho, del llamado neoconstitucionalismo, sobre las bases del derecho a la identidad y libre desarrollo de la personalidad, que no debe restringirse sino solamente en aquellas situaciones en que no se sustente en estigmas, prejuicios y estereotipos… ¿qué limitaría uniones consensuadas y protegidas jurídicamente entre 3 o más personas?

Se lo pregunto porque a fines del año pasado en México, activistas interpusieron un amparo para que hombre se casara con dos mujeres, lo que sería en su caso, el primero en nuestro país. En este asunto en particular, dos mujeres casadas bajo el esquema del matrimonio igualitario buscan incluir a un hombre, ex pareja de una de ellas y padre de sus hijos, en su matrimonio. Ello para que sus hijos tengan una certeza legal.

Imagen: Univision

Recordemos que ya la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se ha pronunciado respecto a la no existencia de una “familia tradicional”, y que existen muchas formas familiares. Siguiendo esta línea no debería haber impedimento para que 3 o más personas adultas decidieran vivir en unión sentimental y acceder a protección legal.

No existe diferencia en conversar con las personas menores de edad y de acuerdo a su madurez progresiva, sobre tener dos mamás o dos papás, con explicarles que tengan más de dos. Las preguntas sobre acceso a servicios sociales y demás prestaciones y obligaciones pueden responderse sin tener que usar la prohibición absoluta de esta forma de vida. Me explico, si un padre que solamente él trabaja, asegura a su esposa y cuatro hijos, qué diferencia hay que uno asegure a sus dos compañeras sentimentales y a uno o dos hijos (incluso más), bueno, podría darse el caso que más de uno laborara y aportaran a los gastos y manutención, o bien, que todos trabajaran.

Finalmente, lo que las personas hagan con sus vidas de forma voluntaria y que no afecten objetivamente a las demás, no debería importarnos. No podemos imponer una moral monógama a las demás personas, solamente porque alguien piense que está mal. Recordemos que ninguna restricción a derechos humanos puede sustentarse en estigmas, prejuicios y estereotipos. Así, que, ¿qué objeciones encuentra usted amable lector, lectora, a este tipo de uniones que no se base en sus ideas morales sobre lo que debe ser o no una familia?

Imagen: Trendencias.

¿Pero estamos preparados para este cambio?, claro, nadie nos va a obligar a casarnos con una sola persona o con varias, son decisiones personales y libres. Más, cuanta carga de culpa les quitará a muchas y muchos andar en la calle ventilando abiertamente que creen en el poliamor, en uniones de más de 3 personas, que nuestras novias y/o novios acepten esta realidad. Crear nuevas familias, nuevas poligamias.

Muchos de nosotros fuimos novios y novias monógamas porque era el imperativo social, y jamás tuvimos la oportunidad social de que se validara la poligamia. ¿A qué abrirán las puertas estas posturas? Porque deje le digo amable lector y lectora, como aquél meme popular con el actor de la serie Malcolm in the middle: ”Yo no encuentro fallas a su lógica.” Y en consecuencia al libre desarrollo de la personalidad, al desarrollo sexual y a la ponderación de derechos humanos, la Corte debería amparar y proteger a quienes busquen estas uniones, y ni siquiera justificar una razón, como el caso presentado al inicio.

En ocasiones no sé si nací muy temprano… o a usted ¿qué le hubiera agradado vivir?

Como siempre, la mejor respuesta la tiene usted.

sergio.montoya@auladh.com

Deja una respuesta